crema-marfil-logo-abaco-stone
acabado-apomazado

APOMAZADO

Elaboracion

El apomazado en el Rojo Alicante sigue el mismo proceso de elaboración que el pulido, aunque no se le aplica el último paso del abrillantado final. El método habitual, tanto para pulir como para apomazar el material, se realiza en grandes máquinas dotadas de cabezales con diferentes grosores. El grosor de los gránulos va disminuyendo desde los más gruesos a los más finos para ir eliminando de la superficie las imperfecciones del material

Aspecto

Con el acabado apomazado se obtiene una superficie lisa y de aspecto mate. Normalmente, el color del material suele quedar un poco más oscuro que en acabado pulido, lo que resalta la textura y los colores de la piedra.
acabado-bruto

BRUTO

Elaboracion

El Rojo Alicante se corta en tablas mediante serrado. Éste es el primer paso en la elaboración de cualquier tipo de mármol para posteriormente realizar cualquier otro tipo de acabado o formato. Este corte o serrado del bloque se realiza en telares que utilizan flejes de acero y agua para cortar el bloque en tablas o con máquinas denominadas cortabloques que cortan el bloque con discos diamantados. Estos últimos son los más usuales para la elaboración de baldosa o plaqueta de mármol. La principal diferencia entre ambos procedimientos es que con el telar, la superficie de los materiales queda más irregular y se pueden apreciar las marcas del aserrado.

Aspecto

El acabado bruto deja en el Rojo Alicante una superficie lisa, porosa y rugosa al tacto. Se pueden apreciar las marcas del proceso que se ha utilizado para su elaboración.
acabado-abujardado

ABUJARDADO

Elaboracion

El Rojo Alicante abujardado se caracteriza por la superficie irregular con la que queda el material. Para realizar este acabado, se golpea repetidamente con un martillo o bujarda dotado con varias cabezas de acero con pequeños dientes de metal. Este tratamiento se utiliza para revestimiento de exteriores ya que se consigue una mayor adherencia que evita resbalones y una mayor resistencia a los agentes meteorológicos.

Aspecto

La superficie abujardada queda con micro roturas en forma de cráteres con diferentes tamaños y profundidad por todo el material. Dependiendo de la fuerza que se emplee al aplicar la bujarda, la irregularidad de la superficie puede variar, a más fuerza empleada y mayor número de impactos, mayor serán las irregularidades en el material.